Historia

Historia del Bull Terrier

El Bull Terrier es sin duda, uno de los perros más emblemáticos de Inglaterra, por toda la historia que que lo antecede. De hecho, su popularidad es tal, que incluso ha aparecido en tiras cómicas, infinidad de libros, películas y todo tipo de publicidad a lo largo de los años, gracias a su carisma y temperamentoque rozan lo gracioso y lo sumamente cariñoso (con algunas excepciones, como lo existen en todos los ámbitos), siendo esta una de las razones por las que se ha ganado el corazón no solo de la gente en Europa, sino de muchos fanáticos de este can alrededor del mundo.

La historia del Bull Terrieres sumamente interesante, aunque al profundizar en la misma, se debe tener en cuenta que actualmente existen dos tipos de Bull Terrier: el Bull Terrier Inglés y el Bull Terrier miniatura, por lo que a medida que vayamos profundizando en la historia de esta raza, veremos cómo a pesar de ser idénticos (excepto en relación a su tamaño), cada uno fue desarrollado para un fin totalmente distinto.

Profundizando en la historia del Bull Terrier Ingles y Bull Terrier miniatura

Los orígenes tanto del Bull Terrier Inglescomo del Bull Terrier miniatura son bastante interesantes, ya que ambos fueron concebidos para la palea o directamente la matanza en sí. Primeramente hablemos del Bull Terrier Ingles:

 Bull Terrier Ingles

Dicha raza tiene sus orígenes en Gran Bretaña, de la mano de James Hinks, también conocido en aquel entonces como el ¨caballero blanco¨, quien debido a la prohibición de las peleas de toros en el 1835, debió pensar en una forma discreta en que este tipo de espectáculos pudiesen seguir llevándose a cabo de un modo más discreto.

Su búsqueda para sanear dicha prohibición, le llevó a desarrollar una nueva raza de perro que combinase la agresividad que se deseaba obtener de un animal, con la rapidez e inteligencia de otras especies, dando así como resultado un cruce genético entre el Bulldog y el Terrier. La razón por la que James Hinks optó por estas dos razas para tal cruce genético, son bastantes claras: James deseaba obtener perros que pudiesen generar conductas agresivas, pero que además fuesen ligeros y resistentes con su menor tamaño, esto último también muy importante, ya que recordemos que el objetivo era continuar con las peleas clandestinas, pero sin llamar demasiado la atención.

Para James Hinks, el camino del éxito hasta dar con lo que hoy conocemos como el Bull Terrier, no fue para nada sencillo, ya que aunque este individuo había acumulado cierta experiencia con la experimentación genética, tuvo que pasar varios años de su vida cruzando al ya extinto White Terrier Ingles con otros subtipos de razas bull,sufriendo de varios fracasos en el proceso de desarrollar un perro que además de bello y elegante en su aspecto, también estuviese dispuesto a pelear hasta la muerte.  Finalmente, logró dar con lo que llamó Bull Terriercomo el perro por excelencia para asegurar la prosperidad de aquellas peleas clandestinas tan populares en los 1800,s.

Bull Terrier Miniatura

La historia delBull Terrierminiatura, también conocido como MiniBull, es igual de interesante. Como otro de los trabajos de James Hinks, este can es una variante del Bull Terrierde tamaño estándar, que tiene sus inicios durante el siglo 19. Es una raza que surge del cruce de algunos tipos Bull y Dálmata. El objetivo del Bull Terrier Miniaturano es otro que el de los concursos de matanzas de ratas, que tan populares eran por ese entonces en Inglaterra. Para dicho “deporte”, se necesitaba un perro que fuese extremadamente pequeño, pero agresivo al momento de atraparlas. Un tamaño pequeño y suma efectividad al cazar ratas, fueron los elementos clave que dieron vida al Bull Terrier Miniatura.

Aunque como es de esperarse, al igual que con el Bull Terrierde tamaño estándar, James Hinks paso muchas dificultades para conseguir el MiniBull. Por ejemplo, sucedió que en la práctica de crear perros con un tamaño tan reducido, muchos de ellos nacieron con horribles deformidades que ocasionaron una repentina bajada en cuanto a su popularidad en aquel entonces. Como siempre ocurre en el mundo de la genética, Hinks, luego de innumerables intentos fallidos, por fin pudo alcanzar un ejemplar con el tamaño deseado y sin deformaciones.

Si bien en la actualidad existen gran cantidad de razas con sus respectivas variantes, la historia del Bull Terrierresulta especial por todos los elementos que la rodean, siendo este, uno de los orígenes más curiosos dentro del mundo de los canes.

Bull Terrier: el favorito de muchos

A pesar del origen o fines para los cuales fue concebido, el Bull Terrier puede llegar a ser un perro sumamente cariñoso aunque de complexión musculosa y pelaje muy corto. Podemos encontrarlos en los colores blanco, negro, rojo ensombrecido, o con algunas manchas.

Las características que mejor definen tanto al Bull Terrier Ingles como al Bull Terrier miniatura, son sin lugar a dudas su cabeza, que tiene una forma triangular, al igual que sus orejas y ojos, apartados físicos que le hacen ser un perro único entre las tantas razas que existen en el mundo.

En cuanto al temperamento, se puede decir que el Bull Terrier es un perro educado, afectuoso, fiel, valiente y como puede ocurrir en algunas pocas excepciones, agresivo si hay algún elemento en el ambiente que estimule este comportamiento, tal y como ocurre con cualquier animal.

Otro dato importante a saber sobre el Bull Terrier, es que es un perro en extremo apegado a su dueño, puesto que estos temen mucho a la soledad, tanto así, que no es recomendable dejarlos por mucho tiempo solos.

Sobre todo lo anteriormente dicho, se resalta que este bellísimo perro es juguetón, paciente y muy protector de su dueño, razón por la que es considerado como uno de los más fieles con respecto a la relación que comparte con humanos una vez este se siente en confianza.